Asociación Argentina de Angus

Un caso real de compromiso y crecimiento a lo largo de generaciones

A la Asociación Argentina de Angus en motivo de su centenario.

Es motivo de celebración y reconocimiento que una institución cumpla 100 años de trayectoria de trabajo comprometido en aportar mejoras, cuidados, ciencia, tecnología y evolución constante. Si además esa institución ve como sus "seguidores" aumenta y se convierte en modelo y referencia para otras instituciones, tanto dentro como fuera de su país, su mérito es aún mayor. 

Si además investiga, selecciona y promociona la mejor genética para el progreso y crecimiento de su especie, contribuirá a aportar una mayor eficiencia, rentabilidad y calidad en su producción, es de un mérito valiosísimo y poco común. 

Además de cuidar su nombre, su raza, su marca y su origen, se vincula con otras instituciones similares para potenciar su alcance con el propósito de llegar a nuevos mercados y contribuir al progreso de una raza bien internacional ya una marca país. 

Y si esa institución nació y se desarrolló en una Argentina, donde pareciera que los proyectos conjuntos y de largo plazo no son precisamente la norma, resulta un ejemplo digno de destacar y promover. Y si además participa de un sector que moviliza la economía y alimenta al mundo, que genera puestos de trabajo y fija población en los campos, y que combina tradición con innovación a lo largo de las generaciones, esa institución merece ser cuidada y respetada.

Es casi una obligación aplaudirla y promover su continuidad en el tiempo. Por todo ello... Felicitaciones a la Asociación Argentina de Angus en su Centenario, y larga vida a las instituciones que velan y promocionan lo mejor de nuestra ganadería.

Asociación Argentina de Angus

Un caso real de compromiso y crecimiento a lo largo de generaciones

A la Asociación Argentina de Angus en motivo de su centenario.

Es motivo de celebración y reconocimiento que una institución cumpla 100 años de trayectoria de trabajo comprometido en aportar mejoras, cuidados, ciencia, tecnología y evolución constante. Si además esa institución ve como sus "seguidores" aumenta y se convierte en modelo y referencia para otras instituciones, tanto dentro como fuera de su país, su mérito es aún mayor. 

Y si esa institución nació y se desarrolló en una Argentina, donde pareciera que los proyectos conjuntos y de largo plazo no son precisamente la norma, resulta un ejemplo digno de destacar y promover. Y si además participa de un sector que moviliza la economía y alimenta al mundo, que genera puestos de trabajo y fija población en los campos, y que combina tradición con innovación a lo largo de las generaciones, esa institución merece ser cuidada y respetada.

Si además investiga, selecciona y promociona la mejor genética para el progreso y crecimiento de su especie, contribuirá a aportar una mayor eficiencia, rentabilidad y calidad en su producción, es de un mérito valiosísimo y poco común. 

Además de cuidar su nombre, su raza, su marca y su origen, se vincula con otras instituciones similares para potenciar su alcance con el propósito de llegar a nuevos mercados y contribuir al progreso de una raza bien internacional ya una marca país. 

Es casi una obligación aplaudirla y promover su continuidad en el tiempo. Por todo ello... Felicitaciones a la  Asociación Argentina de Angus en su Centenario, y larga vida a las instituciones que velan y promocionan lo mejor de nuestra ganadería.

Producto agregado a la lista de favoritos.
Producto agregado para comparar.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar su experiencia en nuestro sitio y optimizar la publicidad que le ofrecemos. Visite nuestra Política de cookies para saber más