Ganadería eficiente

En busca de una ganadería más eficiente

En el marco del evento Semana del Centenario Angus, traemos a colación el trabajo que viene realizando la raza para la obtención de dos nuevos DEPs asociados a eficiencia de conversión, logrando así una ganadería más eficiente.

 El sector ganadero está constantemente en busca de la eficiencia y la evolución de la productividad ganadera. La sanidad, la nutrición y los biotipos adecuados son importantes para lograr esa ganadería en precisión, pero hay un factor que cada vez se vuelve más fundamental: la genética.

 

 En este sentido, la raza Angus está realizando un trabajo para obtener dos nuevos DEPs: la medición del Consumo Individual de Materia Seca (CMS) y el Consumo Residual (RFI), ya que, a través de los DEPs de sus animales, seleccionan características como la grasa intramuscular, el buen rendimiento basado en el balance de área de ojo de bife y el  espesor de grasa dorsal, entre otras.

 Dos de los objetivos principales son la fertilidad de los rodeos y un mayor porcentaje de destete, lo que al mismo tiempo reduciría el impacto medioambiental en la cría. Este valor se traslada a toda la cadena de valor de la carne. Además, se piensa en lograr destetar terneros pesados y novillos que crezcan y lleguen al peso de faena a edad temprana.

Para lograr una ganadería medioambiental-mente responsable y sostenible, que nos provea de alimentos y proteínas de alta calidad, tenemos varios desafíos y oportunidades para ser mucho más eficientes.

 El primer paso que han dado es la realización de pruebas en toros para medir las características de CMS y RFI por medio de comederos inteligentes, que informan durante 70 días el CMS y su ganancia de peso. Realizaron una prueba en el 2021 en el Cenab de Biofarma, en Jesús María, Córdoba y, este año harán tres nuevas pruebas en el Cenab y en las estaciones experimentales del INTA Naredo y del INTA Anguil.

 El objetivo final es obtener DEPs genómicos que aumenten de esta manera su precisión y faciliten una selección a más temprana edad y con mayor confianza. Además, la inclusión de estos dos DEPs tendrá un impacto económico relevante, dado el alto porcentaje que representan los costos de alimentación en los costos totales de producción ganadera y una importantísima incidencia en el cuidado del medio ambiente.

 En nuestro sector es muy importante el uso de genéticas mejoradoras que aumenten la productividad bovina reduciendo el consumo de recursos y las emisiones generadas.

 Hoy, gracias a las biotecnologías podemos acelerar la selección y mejoramiento genético de los rodeos con datos e información predictivos sobre los individuos más destacados. De esta manera reducimos la huella de carbono desde el primer eslabón de la cadena, minimizando por ejemplo el movimiento innecesario de los animales para su comercialización.

Es nuestro deber seguir innovando e introduciendo mejoras en toda la cadena de valor, para lograr una ganadería sostenible, que sea reconocida y valorada por el gran público y el mercado como una actividad medioambientalmente responsable, que produce alimentos de alta calidad y valor nutricional para un mundo cada vez más exigente y demandante.

Ganadería eficiente

En busca de una ganadería más eficiente

En el marco del evento Semana del Centenario Angus, traemos a colación el trabajo que viene realizando la raza para la obtención de dos nuevos DEPs asociados a eficiencia de conversión, logrando así una ganadería más eficiente.

 El sector ganadero está constantemente en busca de la eficiencia y la evolución de la productividad ganadera. La sanidad, la nutrición y los biotipos adecuados son importantes para lograr esa ganadería en precisión, pero hay un factor que cada vez se vuelve más fundamental: la genética.

 En este sentido, la raza Angus está realizando un trabajo para obtener dos nuevos DEPs: la medición del Consumo Individual de Materia Seca (CMS) y el Consumo Residual (RFI), ya que, a través de los DEPs de sus animales, seleccionan características como la grasa intramuscular, el buen rendimiento basado en el balance de área de ojo de bife y el  espesor de grasa dorsal, entre otras.

 Dos de los objetivos principales son la fertilidad de los rodeos y un mayor porcentaje de destete, lo que al mismo tiempo reduciría el impacto medioambiental en la cría. Este valor se traslada a toda la cadena de valor de la carne. Además, se piensa en lograr destetar terneros pesados y novillos que crezcan y lleguen al peso de faena a edad temprana.

 El primer paso que han dado es la realización de pruebas en toros para medir las características de CMS y RFI por medio de comederos inteligentes, que informan durante 70 días el CMS y su ganancia de peso. Realizaron una prueba en el 2021 en el Cenab de Biofarma, en Jesús María, Córdoba y, este año harán tres nuevas pruebas en el Cenab y en las estaciones experimentales del INTA Naredo y del INTA Anguil.

Para lograr una ganadería medioambientalmente responsable y sostenible, que nos provea de alimentos y proteínas de alta calidad, tenemos varios desafíos y oportunidades para ser mucho más eficientes.

 El objetivo final es obtener DEPs genómicos que aumenten de esta manera su precisión y faciliten una selección a más temprana edad y con mayor confianza. Además, la inclusión de estos dos DEPs tendrá un impacto económico relevante, dado el alto porcentaje que representan los costos de alimentación en los costos totales de producción ganadera y una importantísima incidencia en el cuidado del medio ambiente.

 En nuestro sector es muy importante el uso de genéticas mejoradoras que aumenten la productividad bovina reduciendo el consumo de recursos y las emisiones generadas. Hoy, gracias a las biotecnologías podemos acelerar la selección y mejoramiento genético de los rodeos con datos e información predictivos sobre los individuos más destacados. De esta manera reducimos la huella de carbono desde el primer eslabón de la cadena, minimizando por ejemplo el movimiento innecesario de los animales para su comercialización.

 Es nuestro deber seguir innovando e introduciendo mejoras en toda la cadena de valor, para lograr una ganadería sostenible, que sea reconocida y valorada por el gran público y el mercado como una actividad medioambientalmente responsable, que produce alimentos de alta calidad y valor nutricional para un mundo cada vez más exigente y demandante.

Producto agregado a la lista de favoritos.
Producto agregado para comparar.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar su experiencia en nuestro sitio y optimizar la publicidad que le ofrecemos. Visite nuestra Política de cookies para saber más